Los niños y la familia

Las políticas favorables de familia han formado parte de la tradición cultural desde 1840, cuando se establecieron las primeras guarderías para ayudar a las familias trabajadoras en Francia. Hasta el día de hoy, existe un gran número de estructuras gratuitas que permiten la conciliación de la vida laboral y familiar.

 

Francia tiene una red muy extensa de guarderías. Si los padres lo desean, sus hijos pueden ser confiados a las pocas semanas después de su nacimiento, a una guardería durante todo el día o en tiempo parcial como media jornada.

 

Prácticamente todos los niños asisten a un centro preescolar gratuito a partir de los cuatro años de edad, donde aprenden a desarrollar habilidades lingüísticas, competencias sociales, educación deportiva y se les enseñan sus primeras "materias académicas" en un entorno lúdico.

 

Los maestros de preescolar y de escuela  son certificados por el Estado y trabajan en las guarderías y los centros preescolares, con el apoyo de "especialistas en el cuidado de niños y bebés".

 

Además de las guarderías y los centros preescolares, existen otras posibilidades de como por ejemplo, niñeras o instituciones privadas que proponen programas especiales (centros bilingües, etc.).

 

Las guarderías, los centros preescolares, las niñeras y las instituciones privadas están todos estrictamente supervisados por los reguladores estatales que garantizan el cumplimiento de las normas de calidad. El Estado incluso asume muchos de los costos de las niñeras.

Join My Mailing List

"Ir a casa a la hora del almuerzo para comer en familia: este tipo de calidad de vida hubiera sido inconcebible en mi último hospital."