Cultura y entretenimiento

Francia está profundamente consagrada a su legado histórico y cultural, tanto en los grandes centros metropolitanos como en las demás regiones. Además, el país cuenta con una inmensa diversidad geográfica para el placer y el entretenimiento.

 

La "Gran Nación" se reconoce especialmente en París, donde hay una gama de tesoros culturales sin igual. Pero las otras ciudades y regiones de Francia ofrecen también una rica variedad de conciertos, exposiciones, arquitectura histórica y festivales.

La diversidad cultural de las regiones es uno de los aspectos más encantadores. De hecho, las diferencias no podrían ser mayores entre la realista Alsacia, el hospitalario País Vasco, el sofisticado París y la prístina Saboya. Incluso los franceses, que suelen pasar sus vacaciones en su país de origen, descubren constantemente nuevas peculiaridades culturales.

 

Como nación del vino, Francia tiene "una especialidad regional particular" en cada esquina. Y una cosa es especialmente cierta en Francia: donde hay buen vino, habrá excelente comida, magníficos hoteles y un cierto nivel de prosperidad.

Join My Mailing List

"Ir a casa a la hora del almuerzo para comer en familia: este tipo de calidad de vida hubiera sido inconcebible en mi último hospital."